¿Cómo va esa preparación EIR? Supongo que complicado, como siempre, en verano, con material de estudio atrasado y compaginando en muchos casos trabajo, estudios, familia y vida personal.

¡Vamos! ¡Que las cosas que más cuestan son las que luego más se disfrutan!

En estos días es muy probable que comencemos a tener noticias sobre el EIR 2015. El Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud está manteniendo reuniones esta semana para acordar la oferta de plazas definitiva.

De momento, según los datos que se han conocido, no parece que vayan a salir plazas de Enfermería Médico-Quirúrgica. Una gran decepción, sin duda, que sigamos sin completar el proceso de implantación de las especialidades, que ya se demora desde 2005 y que muchos compañeros esperan impacientes.

Respecto al número de plazas, va a ser muy similar al de la anterior convocatoria. Los datos aún pueden variar, tal y como ocurrió en 2014, pero la propuesta inicial es de 949 plazas, distribuidas de este modo:

- 365 en Enfermería Obstétrico - Ginecológica. Matrona.
- 258 en Enfermería Familiar y Comunitaria.
- 192 en Enfermería en Salud Mental.
- 104 en Enfermería Pediátrica.
-   19 en Enfermería del Trabajo.
-   11 en Enfermería Geriátrica.

El año pasado, la oferta inicial en las Comunidades Autónomas fue de 928 plazas, aunque finalmente se aumentaron a 955. Por tanto, tendremos que esperar un poco más para saber las cifras definitivas.

A priori se puede observar una clara tendencia al descenso de las plazas de matrona. El año pasado se ofertaron 389 plazas en esta especialidad, lo que supone un descenso de 34 plazas.

También descienden 2 plazas en Enfermería del Trabajo y otras 2 plazas en Geriatría.

En Enfermería Comunitaria, este año se aumenta la oferta en 14 plazas. Salud Mental también incrementa 10 plazas.

Claramente, esta oferta es INSUFICIENTE, especialmente en Trabajo y Geriatría.

Os recuerdo que podéis consultar en este mismo blog, en la entrada "Resumen de la elección de plazas EIR 2014" los números de orden con los que se eligió la última plaza en Abril. También podéis consultar las plazas en resultas que se eligieron en Junio en "Adjudicación de plazas en resultas 2014".

Además de esperar el número de plazas definitivo, tenemos otra incógnita importante que resolver. ¿Cuántas preguntas tendrá el examen EIR 2015? En los últimos años ha ido aumentando gradualmente el número de preguntas, pasando de las  110 tradicionales desde 1993 hasta las actuales 190. El año pasado aumentaron 20 preguntas. ¿Qué sorpresa tendremos este año? ¿Serán ya las 235 como en el resto de profesiones sanitarias? ¿Será aún algo intermedio? Tendremos que seguir esperando a que nos informen desde el Ministerio.

Supongo que a estas alturas de la entrada del blog ya os han aumentado las pulsaciones y estáis echando cálculos de cuantos nos presentamos y la ratio opositor/plaza.

Pues bien, para intentar alegrar el día a pesar de la disminución de plazas EIR, podemos consultar el resumen de los datos más significativos de la anterior convocatoria, publicados en la web del Ministerio de Sanidad.

Según estos datos, el año pasado se presentaron 17.907 solicitudes para el examen EIR. Al examen, solamente acudieron 13.113.

Tras eliminar a los que no superaron la nota de corte, quedaron 11.127 aspirantes. Es decir, una plaza EIR por cada 11,65 aspirantes.

¿Verdad que tú que estás leyendo esta entrada vas a ser ese 1 entre 11,65 que consiguen la plaza?

El secreto del EIR, lo que yo hice para conseguir mi plaza en la convocatoria 2010/2011 obteniendo el número 1 de orden, fue el siguiente:

ESTUDIO + TÉCNICA DE TEST + CONFIANZA

Así que a pesar de las dificultades para seguir el ritmo ¡vamos a poder con ello! Vamos a entrenar la técnica de test para desvelar todos esos trucos de las preguntas. 

Y por supuesto: ¡waka - waka! 




ANA EIR. Con la tecnología de Blogger.

Datos personales

Mi foto
Spain
Enfermera. Matrona. Profesora EIR. Escribiendo simulacros para la preparación del examen EIR e intentando aportar la confianza necesaria para que vuestro objetivo no se quede en un deseo.